Páginas

viernes, 2 de mayo de 2014

Participación



"Seguí participando", era la frase que estaba escrita debajo de la tapa plástica de la gaseosa que estaba tomando.
"Seguí participando", era el sinónimo de *perdiste, pero quizás en la próxima botella de esta marca que compres, te saquemos la desilusión de hoy y te ganes el código habilitante para que te bajes UN tema de mp3 que te guste*.

Y me gustó.
Hoy no perdí.
No lo considero así.
Y lo digo sentada en el piso, con dos empanadas viejas en el haber de mi ya saciado estómago.
Lo expreso rodeada de cajas y bolsas de consorcio que aún no exploré, pero que guardan la esperanza de que en alguna de ellas se encuentren los cubiertos que todavía no visitaron el nuevo cajón, de la nueva cocina, de mi nueva dirección.
Lo pienso mientras encuentro los clavos para martillar sobre la pared pintada de ese profundo y sentido azul y poder colgar el primer cuadrito con un original de Seel.
Me lo comunico entretanto me concentro y me pregunto como lo haría Alita para darse maña y armar una mesita de luz con una caja y quede linda y con detalles personales que me quiten la fama de *estas DOS manos izquierdas* que forman parte de este yo desorganizado.
Me lo confirmo, durante las lecturas en pausa de Avellaneda. En la anécdota laboral de Estrellita. En la vecindad que comparto con (guiño, guiño) Mi Plan B. En la esperanza de que en algún momento encuentre los vasos medidores y pueda realizar la rece del noble pan de Álamos Ventosos, pensando en ella, en Guada y en Octavio Paz. En la alegría de ver a la Sublime Meli y su hermosa panza al sol. En la nostalgia que me agarra el descubrir que me traje mi buzo de *egresados '98* y trasladarme al relato de Irene. En agendar los recetatios llenos de consejos de Gely y rezar que el negro acepte al fin comer berenjenas. En la lectura vivencial de Hiperbólica.
Lo afirmo pispeando a las grandes krafteras de Curr, La Calustra y Mamy a la obra, buscando ideas para hacer de este nuevo lugar la mejor versión de mi hogar.

"Seguí participando"... pero por supuesto!

        Gracias x estar ahí.
        Buen feriado.




12 comentarios:

  1. sos una genia!
    leer tu plumita bastarda es como comer un caramelo grande que hay que prestar atención para que no salga disparado hacia el exterior y se pierda pero que también es un placer pasar de lado a lado dentro de la boca.

    OSEA.

    ResponderEliminar
  2. Ay, Sil ! ¿Te dije que mi hijo menor se llama Octavio? No podía ser de otra manera.
    Tu hogar está en vos misma, en todas tus ganas de volar, decir y hacer el bien. Está lleno de manos derechas que se transforman en palabras sublimes. Hay un compás en tu modo de decir que hoy repiquetea hogar en cada 2 x 3. No lo podrías haber hecho mejor.
    Yo también siento que sigo participando en esta rueda mágica de las palabras que se echan a volar.
    Qué tengas una maravillosos y feliz fin de semana de sweet home sweet.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay, qué lindoooooooo! Vamos que esa caja ya tiene toda la mejor onda, porque tiene un libro sobre ella.
    A mis ojos, los libros, hacen de cualquier lugar el mejor... ¡Esas guarditas que tiene la cinta son simpáticas también!

    Estoy en pausa a medias. Ya me está picando el bichito de escribir... Algo siquiera.
    ¡Un vicio sano! jajaja

    Abrazo enormeeeee y felicitaciones!!!!!!

    ¡TE QUIERO! <3

    ResponderEliminar
  4. Qué lindo volver a leerte, disfrutá el proceso, no hay apuro!! Beso grandote!!

    ResponderEliminar
  5. definitivamente con esto me acabas de aclarar unos cuantos conceptos, pues mas luego en el transcurso de este mes te develar, ý nada, un Gracias gigante por dejarme participar y seguir participando ;)

    ResponderEliminar
  6. Te voy a pasar un secreto, que a esta altura es "secreto a todas voces" .
    En nuestra familia, no se de dónde viene, es tradición que cuando cambias de vivienda, el día la inauguración de tu nuevo hogar, tenes que cubrir el piso de caramelos. Según dice la leyenda, eso trae dulzura y felicidad a los nuevos ocupantes. Mis hijas cuando se fueron de casa, lo hicieron en sus lugares nuevos. Yo me mude tan sólo tres veces y siempre lo hice. Luego nos comíamos los caramelos de a poco.
    Te deseo mucha suerte!!

    ResponderEliminar
  7. Hermosa! Qué hermoso momento cuando en medio del eterno "seguir adelante" aparece, para dar un toque de brillo, la palabra "empezar de nuevo"! Te acompaño de panza al sol

    ResponderEliminar
  8. Ay, me emocionaste....no pense encontrarme mencionada entre tantas grosas!!!
    Feliz inauguracion de casanueva!!! Que linda que es esa etapa!! Te cuento que yo me pase tres...o cuatro, no recuerdo...años con una caja de hojas A4 con un telar encima como mesa de luz!!! Pero sabes que? Era MI mesa de luz!!!!
    Beso y a disfrutar el desempaque (que en mi caso.....a cinco años, sigo encontrando cosas en bolsas!!!)

    ResponderEliminar
  9. Lo mejor para el nuevo nidito de amor..
    La parte de la mudanza y el no encontrar las cosas tiene su encanto jaja.. ya te vas a ir organizando..
    Hermoso post..
    Ah!! me estuve acordando de vos porque me compré hace poco camarita nueva (una linda Nikon D3100) y estoy practicando sacar fotitos! de a poquito poniendole onda a esto del diafragma, el obturador, el ISO. En Fin, aprendiendo sobre este maravilloso mundo.. para cuando salidita fotografica?
    Un super abrazo plumita...

    ResponderEliminar
  10. Esa mesa de luz tiene toda la onda!!! Un hogar no se hace de objetos, se hace de sentimientos, y eso ahí les sobra. Ahhh, y muchas gracias por la mención, un honor que me ubiques en esa categoría ♥!!!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todas por estar presentes! les mando un beso muy grande, esta noche me pongo a responder a todas!! Abrazo gigante de viernes y un gracias enorme. Sus comentarios siempre me levantan y me ayudan mucho!

    ResponderEliminar