Páginas

martes, 24 de enero de 2017

Precarización emocional

Que la trenza al costado no queda bien.
Que el pelo amarrado te queda mal.

Que sos caderona.
Que sos petisa.

Que jamás vas a tener piernas flacas.
Que no hacés nunca la dieta.

viernes, 6 de enero de 2017

En el pelo

Me dijo que mi cabello tenía líneas blancas.
Que iban y venían.
Que no hacían un camino derecho, que las líneas eran caprichosas.
Que no entendía por qué pasaba ésto.
Que su mami no tiene eso blanco en su cabello.
Que su papi no tiene esas líneas tampoco.
En un acto de amor me explicó que no me preocupara y que ella iba a encargarse del asunto.
Me comentó que me iba a poner linda.

martes, 13 de diciembre de 2016

La calor

No. No voy a hablar de la temperatura promedio de la ciudad.

Hace calor.

Pero el calor es del termostato interno. Y es que se eleva, sube bastante cada vez que pienso que tengo y quiero escribir.

Me puse tímida. Me agarro la pachucheria, el silencio y el hermetismo.

Creo que ya se me va a pasar.

Eso espero.

Un abrazo para todas.
Me voy antes que el calor siga su curso :)


viernes, 16 de septiembre de 2016

Paciente. De para bienes

Pasaron varios meses desde la última vez que colgué un post.
También conseguí trabajo.
Y mas allá de que quizás se tilde como una indiscreción, voy a relatar las primeras impresiones laborales del curioso lugar en el que estoy.
Me encuentro colaborando en una clínica de salud, mas detalladamente estoy recepcionando pacientes en una institución mental.
Los casos vistos pasan por todos los termómetro e índices.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Acá. Reporte. (Entre paréntesis hay un poco de bilis)

Mmmm.
Mi perro sí me trajo mas vida social que cualquier momento de mi vida.

Ahí  estaba yo. 
Mirando, casi con desesperación cualquier lugar propicio para mirar al perro pastar, cualquier punto en donde la gente no me hablara. Suena bastante antipático, pero así soy yo: me gusta tomarme mi tiempo para conocer a la gente.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Mi perro me trajo mas vida social que cualquier otra cosa.

Verdad.
A lo largo de estos meses, meses en los que me entrené como madre de Betún, he conocido mas gente de la que conocí en cualquier aspecto de mi vida.
Increíble.

Pero agotador.

No me malinterpretes, me gusta conocer gente, pero a veces me gusta sacar a mi perro al parque y verlo jugar para que mi cabeza se haga mas abstracta.

lunes, 14 de marzo de 2016

Diario del desempleo #1

Esto no es normal.

Ya renuncié a mi trabajo.

Ya me fui, ya pegué el portazo psicológico y físico. Ya me despedí, ya me despidieron, ya llovieron las cervezas y una noche indecorosa que quedo en los recuerdos de mi antigua vida de oficinista.

Ya está.

Ya mandé el telegrama de desapego, la misiva de los pañuelos que se ondulan como saludo cuando uno se va.

Ya está.
Ya está.


Estoy loca.
No duermo desde hace una semana.

Sé que hay algo allí afuera que me esta esperando que aún no puedo verle el rostro. Algo mío. Esa (mi) ocupación.

Sé que hay algo más.
Pero no lo veo.

Ya está. Estoy loca. No duermo hace mucho.